Feng Shui en un monoambiente: decoralo para que fluya la energía #HomeDecor

Feng Shui monoambiente - Feng Shui en un monoambiente: decoralo para que fluya la energía #HomeDecor

#EquilibrioEnergético

Lo principal será cuidar que el flujo de la energía no se estanque. Para esto, procurá conservar el orden y optimizar al máximo el uso de los espacios sin sobrecargarlos.

Nota del diario Clarin Por Patricia Traversa, Directora del Centro Oficial de Feng Shui Profesional y autora del libro “Cambie su vida con Feng Shui”.

En una vivienda pequeña, lo principal será cuidar que el flujo de la energía no se estanque. Para esto, habrá que conservar el orden y optimizar al máximo el uso de los espacios sin sobrecargarlos. Desde el Feng Shui, un monoambiente es un desafío de equilibrio energético para favorecer la eficiencia cotidiana y la activación de las aspiraciones vitales.

En estos casos, es prioridad buscar la sensación de amplitud, luminosidad y organización. Algunos tips:

– Antes de sectorizar el monoambiente, hay que evaluar la disponibilidad de luz natural en diferentes momentos del día.

– Contar con muebles de guardado de dimensiones adecuadas facilita la limpieza y la circulación del Qi.

– Escasos metros son incompatibles con muchos objetos o mobiliario voluminoso. Los muebles a medida y los multifuncionales son los aliados de privilegio para estas situaciones.

– El espacio en altura debe aprovecharse inteligentemente, lo mismo que los exteriores si los hay (balcón, terraza, lavadero) para que se conviertan en una extensión del interior.

 

La circulación energética

El orden es un aspecto vital para la vida diaria en un monoambiente: ayuda a mantener un flujo energético fluido, sin bloqueos, y simplifica las tareas cotidianas. Es importante tener una entrada abierta y clara, es decir, despejada de obstáculos.

Una luz de pared y un cuadro con flores serán suficientes para generar el sector de bienvenida. Recordemos que la primera sensación que se tiene al ingresar a la casa es la que simbólicamente nos representa. La puerta debe estar en perfectas condiciones. Ella adquiere una relevancia especial en estos ambientes, porque forma parte evidente del entorno con su color y su energía. Del lado de afuera, dos perros fu pequeños –uno a cada lado de la puerta- y un Pakua león con espada en el centro del marco superior, activan la energía protectora.

Es frecuente que en los monoambientes las ventanas estén enfrentadas, en la misma línea, a la puerta. Esto genera un aceleramiento del flujo energético, ya que así como entra el Qi sale por las aberturas rápidamente. Para evitar esto, las ventanas deben tener cortinas siempre claras o paneles o films esmerilados, de manera que impidan la fuga de energía (de dinero y oportunidades de crecimiento) y dejen pasar la luminosidad.

Pocos muebles, y de bordes redondeados, deben distribuirse de manera que marquen un recorrido suave y ondulante de la energía. Esto también evita el aceleramiento energético.

 

Cómo dividir el espacio

Un aspecto fundamental del monoambiente es lograr, a través de divisiones físicas o virtuales, la diferenciación de sectores. Las divisiones físicas pueden surgir de la propia distribución de los muebles, por ejemplo, una biblioteca o un armario atravesado. Pero, a veces, para lograr mayor amplitud y luminosidad se opta por colocar los muebles voluminosos contra las paredes y se utilizan como divisiones superficies traslúcidas y livianas. Existen varias opciones para elegir aquella que mejor se ajuste al estilo de la decoración y presupuesto: biombos, paneles traslúcidos en materiales livianos, fijos, corredizos o plegables, cortinas de tela, con flecos o enrollables en mimbre, paneles orientales de papel de arroz deslizables o al estilo del roller en black out, persianas americanas, etc.

Las divisiones pueden ser sugeridas, sin necesidad de abarcar todo el ancho o alto del ambiente. Paredes bajas de yeso, de 1,10 m de altura, son eficaces para crear un dormitorio separado del living y la cocina. Una cajonera con la TV o una planta arriba y un cambio en el tono de la pared pueden ejercer el mismo efecto.

La iluminación sectorial también es fundamental para delimitar áreas. El uso de alfombras se usa con el fin de definir la identidad de un sector, por ejemplo, el living.

 

Los sectores vitales

Estos sectores se corresponden con las actividades cotidianas, y cada uno de ellos requiere un equilibrio Yin-Yang determinado para poder lograr salud y bienestar. Veamos cómo lograrlo:

* Sector descanso

La cama debe ubicarse con la cabecera hacia una orientación favorable al número Kua de quien duerme en ella (conocé cuál es tu número Kua acá) y siempre tener el respaldo contra la pared para conseguir un buen apoyo. Los pies nunca deben apuntar hacia la puerta de entrada ni a la del baño. El sector de descanso tiene que ser levemente Yin para favorecer la relajación. Los colores brillantes, la tecnología y muchos objetos cerca de la cama alteran el buen dormir.

Los sillones-cama, futones, camas rebatibles o empotradas en la pared son alternativas que dan versatilidad en cuanto al uso del espacio. Cuidado con “ocultar” zapatos y otros objetos debajo de la cama porque genera un Qi corrupto. En su lugar, optá por la cama con cajoneras o por cajas con ruedas para guardar toallas y sábanas. Pero llenarlas de papeles, zapatos, objetos de metal o electrónicos resulta nocivo y tiene una connotación simbólica negativa para el Feng Shui.

Por último, lo primero que veas desde la cama al despertar debe ser una imagen agradable, por ejemplo, un cuadro con un paisaje pleno de energía positiva. Recordá que la cama nunca debe reflejarse en un espejo mientras dormís ni quedar lindante al baño o fuentes de calor.

 

* Sector comedor

Seguramente el comedor y el living estén integrados en un monoambiente. Este área requiere una tendencia levemente Yang que favorezca la nutrición, y también el encuentro social. Este es el sector ideal para colocar un espejo que duplique la energía de los alimentos y la abundancia, un cuadro con flores o frutas, el audio y la TV.

Una mesa plegable o rebatible es una solución. Hoy día también se consiguen mesas encastrables que permiten tener varios tamaños de mesa en un mismo módulo, para usar según sean las necesidades de cada momento. Aunque en monoambientes es frecuente el uso de banquetas, el Feng Shui siempre recomienda tener sillas con respaldo (símbolo de protección y estabilidad). En cuanto a la iluminación, hay que colocar una central general y otra focal que puede conectarse en la pared o desde un estante para dejar más espacio libre.

 

* Sector cocina

Cuando la cocina está integrada de manera franca al ambiente, sin ningún tipo de separación, es un desafío para la conservación del equilibrio energético. Lo ideal en estos casos es contar con un desayunador de bordes redondeados que divida y permita además guardar utensilios. La ubicación del fuego que cocina los alimentos, es decir, el horno y las hornallas, es un aspecto clave para el Feng Shui. Seguramente, debamos aplicar algunas curas para evitar que su incidencia sea negativa. Este fuego es el proveedor simbólico pero, mal aspectado, puede generar pérdidas de dinero, enfermedades y discusiones. Si está pegado a la pileta, entonces hay que curar el ciclo de los elementos colocando una madera u objeto de este material entre medio de ambos.

Cuando la cocina queda situada en orientaciones desfavorables, entonces hay que aplicar curas. Si está en el Oeste, Sudoeste o Sur, afectará la creatividad, los benefactores y los viajes, o la carrera y el trabajo. Hay que añadir entonces, una piedra de cuarzo blanco arriba de la cocina o del extractor.

Si la cocina está en el Noreste, perjudica las finanzas, porque si bien esta orientación corresponde a la aspiración de la prosperidad, el fuego provoca que el dinero “queme en las manos” y nunca alcance. Si colocamos entre el horno y la pileta una planta (energía madera) en agua (energía agua) bastará para controlar el Qi ígneo.

Cuando la cocina está en el sector Este (familia y salud) perjudica la energía madera de esta aspiración, provocando un desgaste en las relaciones y en la salud. Nuevamente, la solución es la planta en agua, o el color verde y el azul.

La mejor orientación para la cocina es, en definitiva, el Norte.

No importa cuáles sean las dimensiones del sector cocina, el Feng Shui exige aquí conservar siempre el orden y la limpieza. Los artefactos que están a la vista quitan armonía al flujo energético. Los cubiertos, las cacerolas y otros utensilios deben siempre estar adentro de armarios, cajones o canastos.

Los colores aconsejados para el sector cocina son los claros, como el blanco o el beige, pudiendo añadir detalles en tonos vibrantes que mantengan una línea decorativa con el resto del ambiente.

La mesada de la cocina debe estar bien iluminada con tubos de luz blanca que permitan ver con precisión los alimentos que se manipulan.

 

* Sector exterior

Algunos monoambientes cuentan con un patio o balcón que aporta una prolongación muy valiosa del espacio interior. Nunca uses estos sectores para acumular ropa u objetos en desuso que contaminan de aliento maléfico el interior. Estos lugares son ideales para colocar una pequeña mesa con sillas, los campanarios de sonido suave y algunas macetas con plantas verdes y flores de colores que activen la energía positiva y actúen como filtro de la hostil. Del lado de afuera de ventanas y balcones es conveniente colgar un espejo Pakua cóncavo o convexo para neutralizar las energías amenazantes que provienen del exterior (aristas de edificios, ramas, tanques de agua, cables de alta tensión, torres, terrenos baldíos, hospitales, comisaría, iglesias, etc.).

 

* Monoambiente con entrepiso

A veces los monoambientes son lo suficientemente altos como para crear un entrepiso y dormir arriba. Estas situaciones dejan libre la planta baja para usarla como living y trabajar cómodamente desde allí la activación de la energía Yang y las aspiraciones vitales. En estos casos, la energía del dormitorio se regula teniendo en cuenta la orientación favorable para dormir según el número Kua de nacimiento, al igual que la elección de los colores. Las barandas, que suelen ser bajas, pueden forrarse en telas de colores. Si el techo queda muy cerca, entonces se aconseja orientar luces hacia arriba para compensar el efecto de opresión.

No hay que dormir arriba de la cocina o del baño porque puede traer problemas de desequilibrio energético, mal humor o trastornos de salud. No uses el espacio que queda debajo de la escalera para colocar el escritorio o la mesa para comer. En cambio, mejor aprovechalo para ubicar una baulera, una biblioteca o similares.

 

Por Patricia Traversa, Directora del Centro Oficial de Feng Shui Profesional y autora del libro “Cambie su vida con Feng Shui”.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com